elrinconveganodelaura.com

  1. Página principal
  2. Nevera
  3. Salmorejo de tomate

Salmorejo de tomate

  • recipe image cover
  • recipe image cover
  • recipe image cover
  • recipe image cover
  • recipe image cover

GUARDAR

IMPRIMIR

PUNTUACIÓN

Descripción

Bueno chicos, después de una larga ausencia que espero que no vuelva a suceder, volvemos con un salmorejo de tomate.  Lo probé por primera vez este verano cuando estuve en Cádiz,  y la verdad que pense…  no creo que sea muy difícil. Y no lo es.

Hay  mucha gente que lo confunde con el gazpacho y la verdad que es  totalmente distinto.  La forma de prepararlo es muy similar, ya que todo es en frío pero los ingredientes algunos se comparten, pero otros no son nada iguales.

El salmorejo tiene la textura  más densa. El gazpacho, que lo comparo con el  de mi madre, que para mi, es el más rico, ese gazpacho de Toledo con sus cominos que le dan un toque un especial y que a mí me encantan introducirlo en muchos platos, como los pimientos asados que ya los pondré un día.

Resulta chocante ver cómo muchísimas recetas que pongo en este blog, no son exclusivas de los veganos, de hecho, hace mucho tiempo que existen estas recetas pero tenemos que darlas más salidas, porque a parte de que están buenísimas son sanas también.

Pero a lo que vamos,  espero que os guste este salmorejo de tomate, y digo de tomate porque también lo hacen de remolacha.

Espero que os guste y feliz vuelta!

Nutrición

Proteína3,8g2%
Calcio33,9mg1%
Fibra3,3g2%
Ácido Fólico51,9ug1%
Hierro1,7mg1%
Hidratos de Carbono18,6g3%

Ingredientes

150ml.Aceite de oliva virgen extra.
2 Dientes de ajo.
1kg. Tomates.
1 Cucharada de sal.
150g. Pan de pueblo si puede ser.
30ml. Vinagre.
20g. Pistachos.
* Puedes ir seleccionando ingredientes que tengas o que necesites

Pasos

1
Utilizaremos un robot de cocina para que nos sea más cómodo, ya que de lo que se trata es de triturar al máximo los ingredientes para que nos quede la textura deseada.
2
Primero echamos los ajos pelados junto al tomate y un poco de sal.Lo trituramos bien hasta que veamos qué no quedan grumos.
3
A continuación, agregamos el vinagre y el pan, partido en trozos para que se empape bien y nos cueste menos triturarlos.
4
Cuando se ha pasado todo bien, sin parar de tributar vamos añadiendo el aceite poco a poco hasta que vaya cogiendo la textura idónea y se mezclen bien los ingredientes.
5
Una vez finalizado, lo metemos en la nevera una media hora.
6
Para servir, yo suelo añadir unas gotas de aceite con unos pistachos.