elrinconveganodelaura.com

  1. Página principal
  2. Aperitivo
  3. Níscalos picantes

Níscalos picantes

  • recipe image cover
  • recipe image cover
  • recipe image cover
  • recipe image cover
  • recipe image cover
  • recipe image cover

NO GUARDAR

IMPRIMIR

PUNTUACIÓN

Descripción

Los níscalos picantes son una receta de mi abuela, eran y son una tradición en mi casa. En esta que es época de setas no pueden faltar en la mesa. Sobre todo en estos días, que necesitamos platos especiales, nos viene muy bien para un acompañamiento.

La verdad es que me acuerdo cuando podías ir sin necesidad de licencias a buscar los níscalos, era un día especial, llevabas la comida, íbamos toda la familia junta, respirabas aire fresco, escuchabas anécdotas e historias de tu padre y encima aprendías muchas cosas, yo que cuántas veces he oído eso de: ¡Cuidado que lo estás pisando…! Y así era, lo tenía ahí mismo y no lo veía.

Los níscalos tienen su pie ahuecado y corto, más o menos cilíndrico pero estrechado un poco en la base. De estructura granulosa. Es del color del sombrero pero más pálido, con algunos hoyitos superficiales de color más intenso. Su carne es densa y compacta, con olor suave y dulzón el sabor en crudo es algo amargoso al final. Al corte se puede observar  un color naranja. Se oxida rápidamente, adquiriendo un color verdoso cardenillo cuando envejece o al pasar algunas horas de su recolección. Uno de sus colorantes se elimina por el riñón después de haberla comido; por ello la orina se torna de un color que puede asustar al que no sabe la causa.

Cuando llegamos a casa con ellos, primero les limpiamos con un cuchillo de forma que le quitamos el tallo, y del sombrero quitamos la parte más exterior poco a poco. Después lo troceamos y pasamos al aclarado.  Tenemos que limpiarlos muy bien, de forma que hasta que el agua del aclarado no sale limpia, es que no está. Qué tenga color anaranjado el agua es normal, por lo tanto no esperéis a que salga transparente.

Níscalos picantes Níscalos picantes Níscalos picantes

 

Nutrición

Proteína9,4g2%
Fibra4,7g1%
Calcio41,2mg1%
Ácido Fólico55,1ug1%
Hierro2,8mg1%
Hidratos de Carbono5,2g1%

Ingredientes

1kg. Níscalos.
30g. Cebolla.
1 ó 2 Tomates.
1 Hoja de laurel.
1 Cucharadita de cominos en grano.
1 Cucharada de pimentón dulce.
2 cucharadas de harina.
2 Dientes de ajo.
Agua.
Sal.
Aceite de oliva virgen extra.
Cayena.
* Puedes ir seleccionando ingredientes que tengas o que necesites

Pasos

1
Primero como hemos explicado en el post, limpiaremos a fondo nuestros níscalos.
2
A continuación los pondremos en una cazuela sin agua, ya que ellos mismos soltarán el agua que se necesita. Este proceso nos llevará unos 10 minutos.
3
Ahora en una cazuela echamos la cebolla y el ajo bien picaditos, los cominos, los tomates rallados y la hoja de laurel.
4
Cuando esté todo dorado, añadimos los níscalos con una pizca de sal y lo rehogamos todo a fuego medio siempre.
5
Añadimos la cucharada de pimentón y de harina, rehogándolo junto durante 2 minutos.
6
Por último se añade el agua (hasta cubrilo), la sal que consideremos y la cayena.(Esto último dependerá de lo que os guste o no el picante, yo echo una pequeñita porque hay niños en casa).
7
Se pone a cocer una hora aproximadamente a fuego medio-bajo removiendo de vez en cuando porque se pegan.